martes, 13 de mayo de 2008

Amistad Dramaturgo Enrique López Alarcón

¿Cómo podría describir su relación de amistad con el dramaturgo español Enrique López Alarcón? ¿Había alguna razón ' por la cual seleccionó Panamá como su hogar de exilio? ¿Qué his­torias montaba de la guerra civil española?.


-- Mi amistad con don Enrique López Alarcón se inició a través de los profesores Miguel Mejíá Dutary y Gonzalo Brenes, que se habían convertido en cordiales protectores míos. En alguna de mis periódicas visitas a mi Alma Mater mientras comenzaba a laborar como maestro en la Escuela de La Peña, ellos me lo presentaron.


El hecho de que yo había leído su obra "La Tizona", nos acercó, más. Desde entonces, casi todos los fines de semana nos reunía­mos a conversar y en una de esas ocasiones los llevé a La Peña en donde les ofrecí un típico sancocho de gallina que el dramatur­go español saboreó y repitió como uno de los platos más sabrosos de que había disfrutado en su vida. Al mismo tiempo, conoció di­rectamente el ambiente campesino panameño, lo que influyó en su insistencia para que yo escribiera la obra teatral que él montó y dirigió posteriormente.

Cuando logró salir de su patria después del inicio de la dic­tadura de Franco, el propósito de López Alarcón era dirigirse a México, en donde se estaba organizando un Gobierno Español Republicano en el Exilio. El barco en donde viajaba hizo esca­la en el puerto de Cristóbal y allí desembarcó a la espera de otro barco que lo llevara a México. En Colón se encontró con otros exiliados españoles, con algunos de los cuales se trasladó a la capital. El ambiente y la cordialidad con que fue recibido por los panameños lo llevó a aceptar la permanencia temporal en nuestro país. Aceptó la cátedra en la Normal de Santiago — otros amigos suyos habían encontrado trabajo en la Universidad — porque en nuestro colegio laboraban varios amigos suyos como los doctores Renato Ozores y Benito Pabón que habían sido parlamentarios republicanos en España, y otros literatos como Miguel Montiel y González de Mendoza. Dos o tres años más tarde, López Alarcón se trasladó a Panamá y finalmente al "Colegio Abel Bravo",de Colón, en donde falleció.


Ciertamente, la conversación de mi amigo español estaba saturada de recuerdos de la guerra civil, que incluían sobre todo episodios relativos a las crueldades y tropelías que come­tían lo soldados franquista. A tan larga distancia, me parece inoportuno tratar de recordar aquellas tristes anécdotas.

5 comentarios:

Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Miguel dijo...

Fue muy grato encontrar este dato sobre la época durante la cual mi abuelo Enrique López Alarcón estuvo en Panamá. Debo aclarar que, contrario a lo que se divulga en varios medios, el no falleció allá, sino que vivió muchos años más en La Habana, Cuba junto a su esposa Concha Fernández de Villegas y su hija Paloma López, mi madre.

Carmen dijo...

Hola Miguel. Estoy escribiendo un artículo sobre tu abuelo y me gustaría ponerme en contacto contigo. ¿Podrías por favor escribirme? ¿Tienes algún correo donde te pueda localizar?

Paloma dijo...

Hola Carmen
Yo soy sobrina de Miguel y bisnieta de Enrique Lopez de Alarcon. Su hija, Paloma Lopez (mi abuela) sigue viva. Si te gustaría sber alguna información, no dudes en escribirme. palomaguzz@yahoo.com

Paloma dijo...

Hola Carmen
Yo soy sobrina de Miguel y bisnieta de Enrique Lopez de Alarcon. Su hija, Paloma Lopez (mi abuela) sigue viva. Si te gustaría sber alguna información, no dudes en escribirme. palomaguzz@yahoo.com