lunes, 5 de mayo de 2008

Cholos en Santiago

¿Puede explicarme un poco mejor el fenómeno de los "cholos" tirados en las vecindades del mercado de Santiago? ¿Qué otra industria concentraba las masas sociales con el incentivo de un mejor empleo que los ingenios azucareros en Panamá?

-- Los ingenios Santa Rosa y Ofelina eran los únicos que entonces existían en todo el país y ambos estaban ubicados en las vecindades de Aguadulce. Cuando llegaba la época de la zafra, ambos necesitaban miles de trabajadores para que cortaran la caña. Eran dos o tres meses de duro trabajo con machete que se prolongaba hasta doce o más horas diarias a fin de alimentar la producción de azúcar y alcohol porque la zafra sólo podía realizarse durante los meses del verano, cuando los cañaverales no sufrían el azote de la lluvia. Para conseguir a esos miles de peones, los ingenios enviaban camiones y capataces a los más apartados caseríos de Coclé y Veraguas. Para los campesinos, el verano es la época más difícil, porque no se puede sembrar. Por ello, acudían en masa al llamado de los ingenios que les ofrecían salarios misérrimos pero que para ellos era la única posibilidad de gana algún dinero durante esos meses. El trabajo era tan duro y esclavizado que los peones sólo podían aguantar durante una o dos semanas y los ingenios tenían que devolverlos a sus campos y reemplazarlos por otros. Los campesinos eran regresados también en camiones. Pero estos no los llevaban hasta sus campos sino que los dejaban en Santiago, frente a una cantina que estaba al lado del mercado público. Los agotados peones solían entrar a la cantina para reanimarse con algunos tragos de seco o ron. Muchas veces los tragos se repetían hasta agotar el dinero de los campesinos o su capacidad de mantenerse sobre las piernas. Así decenas de hombres amanecían tirados en los portales. Allí quedó supuestamente al cuidado de sus compañeros de trabajo el cadáver del campesino triturado por los dientes de la maquinaria azucarera.

Hasta donde recuerdo no había ninguna otra industria importante que pudiera ofrecer trabajo a los campesinos de mi provincia.

1 comentario:

Songo dijo...

Como Veragüense estoy orgulloso y feliz con este nuevo blog, Mario Augusto.
Saludos a tu abuelo.
Por elló llegaré con más distensión a comentar más largo.-

EDILBERTO