domingo, 18 de mayo de 2008

doña Elisa Sánchez de Alveo

Puede describir un poco más la figura de la madre de crianza, doña Elisa Sánchez de Alveo? ¿Cómo acogió a su madre?

-- Doña Elisa Sánchez era hija del Comandante Bernardo Sánchez, durante varios años Jefe Civil y Militar de la provincia de Veraguas. El Comandante Sánchez fue rico, dueño de extensas tierras y mucho ganado. Durante la "Guerra de los Mil Días" perdió no sólo casi todas sus riquezas sino también a su esposa. Elisa, la mayor de las hijas, se convirtió en ama de la casa. Tenía como cocinera a la mamá de mi madre, llamada Teodolina Velez, a quien ella y su padre trataban más como miembro de la familia que como empleada. Cuando mi abuela Teodolinda quedó embarazada, el Comandante Sánchez y su hija Elisa le prometieron que serían los padrinos de su hijo o hija. Como era frecuente en aquellos tiempos, mi abuela murió al dar a luz a mi madre. El Comandante Sánchez y su hija Elisa criaron a mi mamá como si fuera su hija. Doña Elisa la hizo ir a la escuela de monjas que existía en Santiago y además alentó la vocación natural de ella para la costura y la modistería. La trató siempre como a una hija, aún después de que mi madre contrajo matrimonio -- a los 17 años de edad --. Mis hermanos y yo la llamamos siempre "madrina" y ella nos trató como si fueramos sus nietos.

Mi madrina Elisa contrajo matrimonio con el Teniente Damián Alveo, que era lugarteniente de su padre, quien apreciaba mucho al Teniente Alveo por su valor y su lealtad. Tuvieron sólo una hija, Ofelina, que estudió Enfermería en la capital.

Ellos vivían en una casa grande, con paredes de madera, techo de tejas y piso de ladrillos rojos. El patio era inmenso y estaba sembrado de frutales: naranjos, palmeras de coco, mangos, toronjas, guayabas, ciruelas, pomarosas y otros. Yo disfrutaba de esas frutas y de esos árboles como si fueran de mi propiedad.

En algún libro de mis Memorias me refiero extensa y detalladamente a los cofres llenos de libros de mi Madrina Elisa, que alimentaron mi afición a la literatura durante muchos años.

Mi Madrina Elisa falleció mientras yo estudiaba en el Instituto Nacional.